Bodega Don Bosco, since 1898

Related images

Historia

Como ya puede adivinarse de esta mínima síntesis, la historia de Bodega Don Bosco es muy rica y atractiva, no sólo por su antigüedad y su valor social, sino porque ha sido de una influencia fundamental en la industria vitivinícola argentina.

Historia. Bodega Don Bosco tiene una rica y larga historia, una de las más antiguas e importantes de la vitivinicultura argentina, siempre ligada íntimamente a la dedicada labor de los salesianos.  Veamos algunos hitos importantes.
Hacia 1875 llegan al distrito de Rodeo del Medio, departamento de Maipú los primeros salesianos con la misión de desarrollar actividades de evangelización, educación y promoción social de los inmigrantes de la zona.

En el año 1898, doña Lucía Barrionuevo de Bombal dona a los salesianos una finca de varias hectáreas con viñedos y una bodega en funcionamiento, para ser destinada a la creación de una escuela de agricultura que permitiera la enseñanza de las labores de agricultura a los jóvenes.

Según los registros históricos en el año 1901 ya se elaboraba vino en Bodega Don Bosco, que se enviaba a Buenos Aires. En 1903 comienzan las clases prácticas de viticultura y enología, actividad educativa que aún perdura, convirtiendo así a los salesianos en agentes de transformación geográfica, económica y cultural.

De aquellos tiempos hoy se conserva una de las partes más atractiva: la cava. Esta cava subterránea fue construida en 1880 y según algunos es la más antigua de nuestro país, teniendo un inigualable valor histórico. Actualmente los visitantes de la bodega pueden visitar la cava donde se guardan partidas de vinos desde principios del siglo pasado, que contribuyen aún más a esa sensación mágica que se percibe al visitarla.

La bodega y la escuela fueron creciendo y mejorando a través del tiempo, teniendo influencia por décadas en el desarrollo de la industria argentina del vino.

Una de las etapas más importantes fue la que tuvo como protagonista a Francisco Oreglia, sacerdote salesiano que se educó en la escuela y luego perfeccionó su conocimiento enológico en Italia.  Su pasión por la enseñanza enológica dejó profundas marcas en el desarrollo de la industria vitivinícola argentina. Su obra más importante fue, quizás, la fundación en 1965 de la Facultad de Enología Don Bosco (que funciona en el mismo predio), que ha sido la cuna de los grandes enólogos argentinos.

Tal es la importancia de Oreglia que es considerado por muchos como el “padre de la enología argentina”.  En este sentido, Bodega Don Bosco, ha realizado un gran vino en homenaje a su labor: Oreglia Malbec.